CARRUSEL

Destino Madrid: el turismo y la disputa por el modelo de ciudad

 


Catalonia is your home
Spain is Different
Islas Baleares, always
Madrid: Disfruta

El turismo es una de las industrias motor de la economía de nuestro país desde la llegada de la democracia. Décadas en las que el turismo, de la mano de la industria inmobiliaria y constructora, han ordenado el territorio modificando la geografía del país, han recalificado la costa y destruido ecosistemas y fueron protagonistas activos de la burbuja y de su estallido, con la consiguiente crisis que todas conocemos. España ha sido durante décadas un destino de sol y playa, de chiringuito y sangría, siendo las ciudades lugares de paso, de entrada y salida del país. Con las Olimpiadas de Barcelona y la Expo de Sevilla en 1992 se introdujo a las ciudades en el recorrido turístico a través de los eventos, inaugurando el ciclo del turismo urbano en el país. Desde entonces, y con la crisis de por medio, el número de visitantes y el número de pernoctas a las principales ciudades del país no ha dejado de crecer.

El impacto de dos décadas de apuesta institucional y empresarial por el turismo como motor de la economía ha tenido efectos materiales constatables en nuestras ciudades. Los espacios de la ciudad se han especializado en “barrios para vivir” y “barrios para visitar”, sobre todo en aquellas zonas donde existe un valor patrimonial o histórico, tradicionalmente los centros urbanos. Como consecuencia de la terciarización de amplias zonas de la ciudad -comercios, hoteles, pisos turísticos- se han visto desplazados los usos residenciales y dotacionales, así como los habitantes producto de la falta de vivienda accesible y otros recursos cotidianos. En los nuevos barrios con marca propia el tejido comercial se transforma para acoger y responder a las necesidades de la nueva especie de habitante efímero que es el turista: desde el souvenir hasta el producto gourmet, la tapa española y la paella congelada, todo ello elementos poco necesarios en la cesta de la compra de cualquier familia.

El espacio público también se transforma de forma radical para ser más funcional a la lógica mercantil: espacios fácilmente transitables por miles de personas al día, “más limpios y seguros”, invadidos por terrazas, eventos comerciales, chiringuitos, puestos, etc. El uso intensivo del espacio público por prácticas económicas invasivas limita su uso por parte de las comunidades residentes. Las actividades cotidianas de un barrio – como ir al parque con niños, hacer la compra, pasear o sentarse en un banco a charlar- chocan frontalmente con un ocio masificado, calles difícilmente paseables, etc. La última consecuencia es la descomposición de estas comunidades, que en un contexto cada vez más hostil abandonan los barrios y cuyas redes de apoyo mutuo y solidaridad se rompen, y cuya identidad desaparece.

A pesar de todo lo anterior el turismo sigue gozando de buena reputación como elemento dinamizador de la economía urbana y del país, su peso en el PIB y la industria asociada son argumentos continuamente remarcados como irrebatibles. Sin embargo, son pocas las ocasiones en que se puedan contemplar las externalidades negativas de esta poderosa industria: precarización laboral, ambiental… Desde Madrid 129 queremos contribuir al debate y estado de la cuestión sobre el impacto del turismo en las ciudades. Si Barcelona ha resultado siempre punta de lanza en el análisis desde lo social y ahora desde lo público sobre este fenómeno, nos preguntamos qué pasa realmente en Madrid, ¿cuál es la situación actual de la ciudad en relación con el turismo? ¿es verdad que el turismo es el motor del empleo y la economía de la ciudad? ¿es verdad que “Madrid no está como Barcelona”? ¿qué medidas se pueden llevar a cabo desde las instituciones para limitar o reparar las externalidades negativas del turismo? ¿hay otras formas de hacer turismo? Para responder algunas de estas cuestiones estas jornadas pretenden combinar saber experto, con experiencias concretas de investigación y gestión, y las opiniones que desde abajo nos trasladan cómo afecta el turismo a las vecinas y vecinos en los barrios que habitan.

Os esperamos el jueves 9 de marzo, a las 19h en el local de Madrid 129 en Calle Ercilla 46. Contaremos con Casilda Cabrerizo, Álvaro Ardura, Somos Malasaña y la Asociación de Vecinos del barrio de Letras.

La segunda jornada será el viernes 17 de marzo, a las 19h en el local de Madrid 129 en Calle Ercilla 46. Contaremos con Albert Arias, Director del Plan Estratégico de Turismo 2020 del Ayuntamiento de Barcelona, con Isidro López, diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid responsable de turismo, y con tres concejales del Ayuntamiento de Madrid, Jose Manuel Calvo, Jorge García Castaño y Pablo Carmona.