CARRUSEL

Sobre turistificación, planes especiales y centros sociales

1.- Ayer en el pleno del Ayuntamiento de Madrid se votó un plan especial permitiendo que el los propietarios del inmueble de la calle Divino Pastor 9 convirtieran en un edificio de uso turístico su inmueble, que tenía uso de oficinas. En M129 discutimos sobre qué hacer en la votación y decidimos que uno de los concejales que participa en M129 no participara en la votación y los otros dos sí lo hicieran. Fue una decisión colectiva que se explica a continuación.
 
2.- Este plan es el cuarto que viene a pleno en los últimos meses respecto a diferentes inmuebles en el centro de la ciudad. Cuando empezaron a llegar estos planes al ayuntamiento no se había abordado todavía la cuestión de la turistificación desde nuestro campo de acción, el municipal. Por tanto, estos planes especiales fueron aprobados hace meses en la Comisión Permanente de Urbanismo, y de acuerdo a la legalidad vigente en el momento. A raíz de estos trámites, se generó un interesante debate social y político que ha llevado a la puesta en marcha por parte del Ayuntamiento de Madrid de una serie de instrucciones en materia de turismo, con el fin de que los adjetivos sostenible y respetuoso con los barrios y sus habitantes empiecen a ser parte de la ecuación. Gracias a esa nuevas instrucciones ahora el ayuntamiento tiene más posibilidades de actuación. Es un primer paso. 
 
Nos parecía importante reconocer el trabajo de nuestros compañeros a este respecto y de ahí nuestra decisión y también nuestro bajo perfil comunicativo. Creemos que lo más importante en este tema es avanzar en marcos legislativos que puedan luchar contra la turistificación y el Ayuntamiento de Madrid se ha puesto a ello.
 
3.- El inmueble sobre el que se votaba ayer fue además durante unos meses sede del Patio Maravillas. El Patio, al igual que muchos otros centros sociales, es un sujeto fundamental de nuestra ciudad en todas sus sedes: Acuerdo 8, Pez 21, Divino Pastor 9... Creemos que es necesario reconocer su importancia y que eso se haga de forma material, no solamente simbólica. La necesidad de combinar ambas lógicas es imperativa. El Patio necesita un espacio en la ciudad y la ciudad necesita al Patio. Gobierne quién gobierne.
 
Por otro lado, los y las concejalas de Ahora Madrid que venimos de este espacio nunca hemos querido sustituir la voz del propio Patio ni que nuestras decisiones recayeran sobre nuestros compañeros y compañeras, que pueden, con todo derecho (y deber, cabría añadir),cuestionar nuestras acciones.
 
4.- Hay una razón más para el mencionado perfi bajo. Los medios de comunicación interpretan nuestras señales a partir de sus propios intereses. El País, que ha dedicado portadas a supuestas divisiones en el grupo de Ahora Madrid cada vez que se han expresado diferencias en las votaciones, ayer decidió que debía explicar lo sucedido con el inmueble en términos de unidad, a pesar de que 4 concejales no participaran en la votación. Ese uso de la unidad y la separación obedece a intereses particulares, pero dificulta mucho los debates sosegados y, sobre todo, complejos, que debemos tener y que también son parte de la nueva política. 
 
Hoy mismo, la junta de gobierno ha desestimado un plan especial que hubiese permitido convertir el uso de vivienda en pisos turísticos en la calle Pez 21, una de las sedes del Patio Maravillas. Ni en Divino Pastor 9 se trataba de un ataque al Patio, ni en Pez 21 se trata de un rescate, de lo que se trata es de tener mecanismos urbanísticos concretos para abordar la cuestión del turismo en toda su extensión, uso social y político del espacio incluido. 
 
Se trata, en definitiva, de utilzar distintas herramientas para un mismo fin. En nuestro caso, usar los mecanismos políticos y legales que tenemos para que los centros sociales que así lo deseen puedan encontrar espacios en la ciudad dónde desarrollar su actividad. Acompañando, en el sentido de caminar junto  a la calle, la gente,  los barrios. Estando a la altura de las circunstancias.
 
5. – Por último, señalar que lo que tratamos con la posición en el pleno era complejizar el debate, combinar estrategias y reconocer el trabajo de unos y otros lados. Mejorar en una narrativa de la política que no sea dicotómica, abordar las complejidades de la política institucional, también es una obligación. Seguiremos trabajando por un Madrid diferente, por transformar la realidad en un sentido de justicia social, por devolvernos la ciudad a quienes la habitamos y la cuidamos. Un Madrid con/para/de, nos sobran las preposiciones, su gente. 
 
Colectivo M129
Imagen: Andres Minguez. Licencia Creative Commons Attribution-No Comercial-Share Alike