Re-encuentro municipalista

Reencuentro por Madrid

re_banner_facebook_defdef

 

(Encontrarás la información práctica del encuentro aquí: http://madrid129.net/2016/11/15/reencuentro-por-madrid-nos-vemos-el-sabado/ )

Un año y medio después de ganar Madrid nos enfrentamos principalmente a un nuevo intento de recomposición por parte del bipartidismo. Este ciclo nos prepara nuevos retos. ¿Nos juntamos a pensar juntos como seguir construyendo Madrid? 

 

Hace menos de un año y medio nos presentamos a las elecciones municipales para ganar y ganamos. Las gentes de nuestra ciudad echamos al Partido Popular del largo invierno que lo mantuvo en el poder en Madrid. No fue una apuesta exclusivamente madrileña. El terremoto municipalista conquistó Barcelona, A Coruña, Santiago de Compostela, Cádiz, Zaragoza, Valencia, Pamplona, e irrumpió en decenas de otros municipios.

Un año y medio de gobiernos del cambio nos obligan a hacer balance. Llegamos para democratizar los ayuntamientos, recuperar derechos perdidos y conquistar otros nuevos. Llegamos siendo mareas, movimientos y plataformas ciudadanas. Llegamos rápido, de manera espontánea, de imprevisto. Llegamos gracias a la ilusión y colaboración de miles de personas que pensamos que sí se podían hacen las cosas de otra manera.  Tras un año y medio de gobierno es el momento de pensar cómo seguir profundizando en derechos, cómo seguir sumando, cómo hacer estable la cooperación y cómo se hace política de otra manera.

Los acontecimientos de las últimas semanas marcan un cambio profundo en la situación, que ya sabemos tendrá como resultado un gobierno de Mariano Rajoy gracias a algún modelo de abstención promovido por el PSOE, en un ejercicio de control por parte de la gestora que hoy lo gobierna. Dicha gestora responde sólo ante sus propios intereses, habiendo desconectado de las bases del Partido Socialista, y con el único objetivo de bloquear cualquier salida política que no sea una reedición del bipartidismo. En este intento de la recomposición del sistema “a dos” el elemento mediático ha jugado un papel clave: medios de comunicación que funcionan como parte y empujan a esa recomposición, dibujando a través de sus canales el mapa del enemigo de fuera de ese pacto PP-PSOE y atacando ferozmente. En Madrid conocemos bien este mecanismo de violencia desde los medios, y se abre una fase en la que estos ataques van a extenderse y convertirse en parte de la forma de gobierno de la Gran Coalición.

Este movimiento supone además una amenaza general a los proyectos de cambio, pero queremos dejar claro recalcar que también llega tarde. Madrid es un buen ejemplo de ello. El bipartidismo ya no gobierna en muchos lugares de nuestro país. Un ataque directo a los gobiernos ya consolidados como el de Ahora Madrid u otros lugares sería contestado por la ciudadanía que impulsó dichos proyectos y por muchas más personas que no van a tolerar ver cómo se depone a sus representantes legítimos. El PSOE de Madrid lo sabe y lucha contra las imposiciones que, sin duda, sufre desde arriba y desde dentro. Sin embargo, el lugar desde donde debemos blindar los gobiernos de cualquier crisis interna o externa es el de la ciudadanía.

Permitir un gobierno del Partido Popular supone, ni más ni menos, que las políticas de austeridad y los recortes van a seguir, que no se va a dar una salida política a los problemas territoriales de nuestro país, que la tendencia recentralizadora va a intensificarse, que los recortes europeos volverán a intentar imponerse. A nadie se le escapa que los intentos de limitar la autonomía municipal y la desestabilización de los ayuntamientos serán uno de los elementos a través de los cuales se va a intentar recomponer el bipartidismo.  Los próximos años tendrán que ser de movilización social y organización a través -y más allá- de las fuerzas del cambio.

En este contexto, nos quieren tristes, quieren que nos enredemos en una discusión interna constante, quieren que hablemos lenguajes incomprensibles, que iniciemos procesos internos interminables, quieren demostrar que no somos capaces de gobernar y gobernarnos, quieren que nos parezcamos lo más posible a todo lo que ya conocemos, quieren reeditar el bipartidismo y eso pasa por varios caminos.

La pinza PP-PSOE no consiste en la unidad del PP y el PSOE, sino en intentar construir un momento de “mal menor” a través de la investidura para, acto seguido, volver a demostrar diferencias entre dos proyectos. El PP querrá seguir siendo la derecha y el PSOE querrá seguir siendo la izquierda y se reconocerán en esas dos posiciones.  Se trata de señalar que fuera de esa dupla sólo hay caos que se dibuja como amenaza si las confluencias llegan a gobernar y como la caricatura de la gestión política de las ciudades del cambio. Quieren hacernos creer que las personas que están en las instituciones son cada vez más “políticos” y menos “personas”.

Quieren, en definitiva, recuperar lo político de donde se lo arrebató el 15M, quieren volver a ser el centro, y lo más importante, quieren ser quienes explican lo que se puede hacer y lo que no, lo que es posible y lo que es imposible. Usan la idea de caos como amenaza hacia nosotros y como garantía suya de recuperar ese centro. En los próximos dos o tres años nos jugamos mucho. Nos jugamos la posibilidad de cambio, la posibilidad de nuevas formas de organización y de construcción de lo que es común, nos jugamos el hacer realidad el sí se puede. Por todo ello, porque nada crece si no se lo alimenta, queremos volver a poner la pregunta encima de la mesa: ¿cómo seguimos ganando?

re_preguntasquatro_tris

Creemos firmemente que las potencias con las que presentamos hace un año y medio una candidatura para ganar siguen siendo imprescindibles, y tenemos que avanzar, juntas, para que sigan siendo centrales en la política de la ciudad.  Para empezar, una de las traducciones del ciclo largo del 15M ha sido la diversidad y heterogeneidad manifiesta en las distintas candidaturas municipalistas, recogiendo una pluralidad que encontramos de toda aquella gente en las plazas hace ya cinco años. ¿Cómo seguir desarrollando esa diversidad de proyectos? ¿cómo avanzar en los mecanismos de protagonismo ciudadano que los impulsan?

Esta pluralidad y diversidad se ha traducido en la confluencia, entendida como un espacio de construir con otros y otras que queremos defender como la herramienta que permitió la construcción de las candidaturas ciudadanas que llevaron a los gobiernos del cambio donde hoy están. También se ha señalado que dicha confluencia genera proyectos caóticos y conflictivos en un intento por reducir la potencia que tiene. Precisamente, el conflicto interno no es más que el trabajo de ponernos de acuerdo entre proyectos diversos. Por eso, lejos de abandonar la idea de confluencia queremos continuar trabajando en ella, ya que hizo de estos proyectos una verdadera potencia de cambio.

En tercer lugar, queremos señalar que frente a cualquier intento de cierre nos toca defender la apertura que hemos conseguido posicionar, todas juntas, en el panorama político actual, y que intentan visibilizar en la esfera mediática como un proceso imprevisible y caótico, cuando no es más que la expresión de un nuevo proyecto social y político.

Apertura quiere decir tomar la palabra colectivamente, quiere decir imaginación política, nuevas herramientas, quiere decir salir de las dicotomías entre calle e institución y avanzar en propuestas híbridas, mestizas, de cooperación y tensión, de multiplicidad de actores y lugares, desde los que hacer política. ¿Cómo abordar todos estos nuevos desafíos? Como lo hemos hecho hasta ahora: sentándonos juntas y debatiendo, compartiendo ideas, deliberando y construyendo camino desde esa pluralidad, heterogeneidad, confluyendo para avanzar juntas.

De todos es sabido que no se vuelve atrás. Hacer frente a los nuevos retos requiere de olfato para no caer en las trampas, de astucia para no repetir los errores del pasado, necesita mucha inteligencia y cooperación política, necesita nuevas fórmulas que integren a todos y todas, requiere de generosidad y de capacidad de mirar a largo plazo.

Para ello os convocamos a un encuentro para pensar maneras de defender el proyecto de cambio de la ciudad de Madrid y, entre todas, mejorarlo. Si compartes lo que has leído hasta hora, si te reconoces en esto y quieres seguir aportando porque crees que, si seguimos creando y transformando en conjunto mejoraremos la situación, te esperamos el día 19 de noviembre.