Madrid129

CIE: el principio del fin

El CIE de Aluche es una vergüenza para nuestra ciudad. Los centros de internamiento de extranjeros se crearon en 1985 con el gobierno del PSOE y se definen como lugares que “no tendrán carácter penitenciario y estarán dotados de servicios sociales, jurídicos, culturales y sanitarios”. Sin embargo, en ellos se priva de libertad a personas que no han cometido ningún delito, bajo condiciones que vulneran derechos humanos básicos, con alarmantes déficits socio-sanitarios que ponen en riesgo sus vidas. No olvidemos que de han fallecido al menos 5 personas en los CIE, que nos demuestran la falta de garantías de derechos de estos agujeros demasiado parecidos a campos de concentración.

El trabajo, desde hace décadas, de las organizaciones sociales y no gubernamentales, jueces y abogadas en la lucha contra la vergüenza de los centros de internamiento es de sobra conocido. Han investigado y difundido las condiciones de la vulnerabilidad y la opacidad de estos centros y lo que suponen dentro del estado de derecho y su deriva: la parte más visible de un sistema de fronteras que critican a las personas por migrar. Son estas entidades y personas que encarnan una lucha clave: la defensa del derecho a la libre circulación de personas, un derecho básico constante violento por las políticas de fronteras de la Unión Europea y sus países miembros. Políticas racistas y violentas, Cuya máxima expresión vemos día a día con millas de muertos en el Mediterráneo pero que se encargan de nuestras mujeres en la CIE y en las redes racistas,

A las denuncias y la exigencia de cierre se han unido en los últimos años algunas instituciones locales, como el Ayuntamiento de Madrid, el de Barcelona, ​​Zaragoza o A Coruña, por poner algunos ejemplos. Si en la ciudad condal el Ayuntamiento ordenó el pasado mes de marzo el precinto de la CIE de la Zona Franca que se desafía al Ministerio del Interior, el Ayuntamiento de Madrid – la petición expresa de cierre de estos centros en pleno del Ayuntamiento en el mes Octubre De 2016 – se publicó el pasado 10 de julio el documentoMadrid y los derechos humanos: la responsabilidad de las ciudades frente a la CIE “.

El documento se desarrolla -un libro escrito con una retórica legalista muy criticable donde se explica el hecho en la mesa de trabajo compuesta por diversas entidades y organismos con amplia experiencia y conocimiento de la CIE de Aluche- una serie de medidas para llevar a cabo cabo Las competencias Que el Ayuntamiento tiene en la materia, en 3 fases, las resumimos un poco:

Previa al internamiento: Colaborar y poner todos los recursos una disposición para la disminución del número de internos dictados por los jueces y que se producen exclusivamente en casos excepcionales. Como

  • Dotando de mayores recursos a los organismos públicos que trabajan con las personas vulneradas (SAJIAD)
  • Divulgando todos los recursos y servicios a disposición del Ayuntamiento, elaborar materiales de difusión de los mismos para abogados y jueces.
  • Formando a trabajadores públicos.
  • Fomentando la colaboración intergubernamental y con entidades sociales.
  • Información sobre posibilidades de retorno voluntario si así lo desean.
  • Ofreciendo alternativas para el arraigo de las personas vulneradas.

Durante el Internamiento: Busque el período de internamiento en el menor posible garantizando las condiciones de habitabilidad, salubridad y seguridad, así como garantizando el derecho a la protección de la salud, prestando especial atención a personas con especial vulnerabilidad. :

  • Mediante la presencia de trabajadores sociales que garanticen la prestación de servicios culturales y sociales.
  • Acordando la entrada de personal de SAMUR y Madrid Atención médica y psicológica en cualquier momento.
  • Poniendo en conocimiento de jueces y abogados el conocimiento de violencia, racismo y otros abusos.
  • Garantizando la inmediata salida de las personas con especial vulnerabilidad.
  • Realizando, en definitiva, un monitoreo del cumplimiento por parte de los servicios municipales competentes para comprobar sus condiciones de habitabilidad, salubridad y seguridad mediante inspecciones y con sus informes informales de forma que se puede verificar de manera habitual el estado de los internos.

Posterior al internamiento: Apoyando a las personas una vez salen de la CIE, con recursos básicos como acompañamiento legal, psicológico y médico, apoyo a la regularización y acceso a los recursos de los servicios sociales municipales. Como

  • Los servicios sociales municpales de Carabanchel tendrán información de la situación para preparar los recursos necesarios e informarán a SAMUR Social cuando sea necesario.
  • Si se conoce la fecha de la expulsión se ofrecerá al interno/a informar a su letrado/a.
  • Servicios sociales llevará a cabo estudios desagregados para ver los efectos del internamiento para saber de qué sirvió el mismo.

Es decir, evitar el internamiento, entrar en el CIE, poner luz donde hay oscuridad, denunciar, garantizar derechos básicos, acortar el internamiento en caso de que se produzca, dar cobertura a la salida, partes médicos, asistencia psicológica.

Mientras que la batalla por su cierre continua en las calles, desde el Ayuntamiento de Madrid se propone, tras un proceso de diálogo con actores sociales, medidas que permitan un vaciamiento paulatino de estos lugares, evitando en la medida de lo posible el internamiento y poniendo a disposición de ciudadanía, jueces y abogadas, los recursos necesarios para luchar de forma articulada y con los recursos públicos, contra su efectivo funcionamiento y a favor de su cierre. Se trata de poner luz y denunciar esta institución para evidenciar la necesidad de cierre de los CIE.

Desde M129 entendemos este ciclo político como una oportunidad para profundizar en una institución local que trabaje para garantizar derechos, y no para eliminarlos poco a poco como venía pasando desde hace décadas. Para proceder a un cambio profundo de cultura política respecto de las fronteras desde una perspectiva de derechos humanos es necesario trabajar desde la institución. Por ello aplaudimos el trabajo y coordinación en el diálogo que desde el Ayuntamiento se está haciendo con las entidades con legitimidad, que conocen de primera mano estas situaciones, para poner medidas que ayuden a esta lucha social imprescindible y que neutralicen para caminar siempre hacia la desaparición de estos agujeros de la vergüenza.

Los CIE tienen nombres y sufrimiento detrás, miles de ellos, algunas ya no están entre nosotras. No olvidamos y queremos recordar:

18 de junio de 2009 muere en el CIE de Zona Franca Jonathan Sizalima Muere un joven de 22 años en el Centro de Internamiento de…

mayo de 2010 muere Mohamed Abagui en el CIE de Zona Franca Muertes y opacidad en el CIE de Zona Franca

19 de diciembre de 2011 moría en el CIE de Aluche (Madrid) la congoleña Samba Martine por falta de atención sanitaria.

6 de enero de 2012 fallece en el CIE de Zona Franca Idrissa Diallo, muerto en el CIE una noche de Reyes.

el 5 de diciembre de 2013, el armenio Aramis Manukyan muere en el CIE de Zona Franca. Compañeros de la persona que según la policía se ahorcó en…

Seguiremos atentas el desarrollo e implementación de este documento para empujar juntas por ese cierre necesario, no sólo en Madrid, sino en toda Europa. Ningún ser humano ha sido, es, ni será ilegal. Este CIE lo vamos a cerrar, compañeras/os. Todos los frentes activos.

Comments are closed.